lunes, 30 de abril de 2012

FELIZ DÍA DE LA MADRE.





Por fin me he decidido, y he llegado a la conclusión que será un gran regalo para el día de la madre. 
Quiero que sepa lo importante que ha sido en mi vida y creo que lo mejor que le puedo regalar es uno de mis relatos, que no son otra cosa que pensamientos en voz alta.
Tendría que empezar diciendo que en mi opinión y la de mis hermanas es la mujer más importante de la familia. 
Sin ella no se que hubiera sido de nosotras. 
Es la mujer que me ha enseñado que había que escoger el camino adecuado y una vez en el no salirse. Es la mujer que me dijo que los hombres se visten por los pies y que con la cuchara que elijas será con la cuchara que comas. 
Ha sido, es y será confidente de mis secretos. Juntas hemos llorado y reído. Hemos compartido tiempo, penas y recuerdos.  
Ha sido la mujer que cuando he tocado fondo ha esperado para ayudarme a levantar. Siempre ha tenido consejos, nunca reproches, ni un ya te lo dije. 
Ha sido la mujer que ha aplaudido mis éxitos, la mujer que ha llorado con mis tristezas. 
Ha sido una mujer que nunca empañó momentos de felicidad con sus recuerdos tristes. 
Ha sido una mujer luchadora, que sacó a sus hijos sola sin ninguna ayuda en una época en la que la vida no era fácil.
Ella fue la que me dijo que para dejar huella en la vida había que hacer tres cosas, tener un hijo, plantar un árbol y escribir un libro, que sepas que eso nos hace mucha gracia pero tienes razón.
Ella ha sido una mujer que nunca ha sabido el significado del "no puedo". Ella que siempre ha estado detrás de todos nuestros pasos, y que por fin puede decir que ha hecho un buen trabajo. 
Ella es la mejor abuela del mundo, que nos crió cuando nuestra madre nos dejó. Que saco tres nietas adelante cuando eramos unas niñas. Que no hubo una lágrima delante de nosotras por su hija perdida. Ella es el bastón de nuestras vidas. Nos ha visto crecer, nos ha visto casarnos, tiene biznietos y piensa que tal vez debería de haberse ido ella en vez de su hija. Pues no, no fue así y tenemos una suerte tremenda de haberte tenido.
No tengo manera de darte las gracias, tan solo decirte lo importante que eres, y que sin querer pasaste de abuela a madre. Ahora a sus 92 años piensa que ya ha cumplido un ciclo, y yo pienso que es el momento perfecto para que sepas cuanto te quiero. Aunque te lo digo siempre creo que no es suficiente. 
Espero que mi regalo te haga ilusión, y que estés muchos años a mi lado y en el de mis hermanas porque nunca todo el tiempo del mundo será suficiente.
Queremos que sepas aunque para ti no sea justo, que has sido, eres y serás más importante que mama, porque has vivido más momentos de nuestra vida de los que ella pudo ver. Porque has estado con nosotras en nuestra adolescencia, en nuestra madurez. Y porque la vida es el mejor regalo que te dieron para que lo vieras. 
Ahora siempre nos dices que ya puedes descansar en paz, pues queremos que sepas que te vamos a seguir dando la lata para que sigas a nuestro lado. Espero que tengas un feliz día de la madre. 


Esto es el pensamiento unido de Cristina, Alicia y Mª Jose para el día de la madre. 









1 comentario:

  1. Conseguiste que una lágrima rodara por mi mejilla. Precioso!!!

    ResponderEliminar